Con la marea
Helicóptero "Helimer 213" de Salvamento Marítimo en Bilbao.

127 millones de kilómetros cuadrados de mar que vigilar

Salvamento Marítimo auxilió a 36.079 personas durante 2017, el doble que el año anterior por el aumento de la inmigración irregular. Según la memoria de la entidad, el año pasado murieron o desaparecieron en el mar 315 personas. El 49 por ciento de los casos tuvieron su origen en la inmigración irregular, el 41 por ciento en actividades no relacionadas con embarcaciones y solo el 10 por ciento en diferentes tipos de barcos.

Los centros de Salvamento Marítimo controlaron el año pasado 145.189 buques en los diferentes dispositivos de separación de tráfico de los que son responsables en la costa española. En total, las unidades de SASEMAR han vigilado con sus aviones y satélites más de 127 millones de kilómetros cuadrados de superficie marina, equivalente a 251 veces el territorio nacional.

En Bilbao, el Centro de Coordinación de Salvamento Marítimo auxilió a un total de 430 personas, cuatro menos que el año anterior. El número de personas fallecidas y desaparecidas ascendió a 10, nueve de ellas en actividades no relacionadas con embarcaciones (caídas al agua desde la costa, surf, windsurf o submarinismo).

Por otro lado, 143 embarcaciones de recreo, 17 pesqueros y un buque mercante se vieron implicados en incidentes marítimos. El resto de actuaciones del Centro de Coordinación de Salvamento Marítimo en Bilbao corresponden a asistencias a personas en dificultades, como caídas al mar o rescates en acantilados.

Los tres centros de Salvamento Marítimo de Galicia (A Coruña, Fisterra y Vigo) coordinaron el rescate y búsqueda de 878 personas durante 2017, seis menos que el año anterior. El Centro de Coordinación de Salvamento Marítimo de Fisterra fue el que más operativos gestionó, con 507 personas implicadas, seguido del de A Coruña, con 226, y el de Vigo, 145.

Salvamento Marítimo ha coordinado la búsqueda de 1.211 pateras y ha rescatado a 18.937 personas, un 182 por ciento más respecto a 2016

El año pasado 34 personas fallecieron o desaparecieron en actividades relacionadas con el mar en la comunidad gallega, de las que 29 no estaban implicadas en actividades relacionadas con barcos (caídas al agua desde la costa, surf, windsurf o submarinismo). Sin embargo, tres personas fallecieron como consecuencia de incidentes en pesqueros, una en un mercante y otra en una embarcación de recreo.

En Cantabria, según los datos que maneja Salvamento Marítimo, seis personas fallecieron o desaparecieron en el mar a lo largo de 2017, todas ellas en actividades no relacionadas con embarcaciones. El Centro de Coordinación de Salvamento en Santander coordinó el rescate, asistencia o búsqueda de 108 personas.

Durante 2017, de nuevo, los barcos de recreo son las que más incidentes protagonizaron: 2.470 embarcaciones de recreo frente a 490 pesqueros y 381 buques mercantes.

También este año Salvamento Marítimo ha coordinado la búsqueda de 1.211 pateras, ha rescatado a 18.937 personas (un 182 por ciento más respecto a 2016) y han fallecido o se han dado por desaparecidas a 153 personas.