Con la marea
Pesquero de altura.

Bruselas reduce el recorte de capturas en aguas profundas

España ha alcanzado un acuerdo en el Consejo de Ministros de la UE sobre los Totales Admisibles de Capturas (TAC) y cuotas de las especies de aguas profundas para 2017 y 2018 que mejora las posibilidades de pesca de estas especies en 351 toneladas, lo que puede suponer más de 2,5 millones de euros en primera venta.

El acuerdo alcanzado reduce a la mitad (del 20 % al 10 %) el recorte de cuotas propuesto para el besugo en las zonas VI, VII y VIII, que incluye el Golfo de Vizcaya, mientras que para la zona IX (sur de Galicia, Portugal y golfo de Cádiz) la bajada ha disminuido del 13 % y 14 % al 5 %, tanto en 2017 como en 2018. Este acuerdo supone una mejora de 35 toneladas con respecto a la propuesta comunitaria.

También se rebaja casi a la mitad (del 20 % al 11 %) el recorte en las cuotas planteado por Bruselas para la brótola de fango en todas las zonas, aguas comunitarias, Cantábrico y Golfo de Cádiz, lo que supone 241 toneladas adicionales para esta especie.

En el caso del sable negro en aguas del Atlántico en las que faena la flota española, la disminución de la cuota quedó finalmente en el 10 % (frente al 14 % y 15 % propuesto inicialmente).43 toneladas más que la propuesta de la Comisión.

García Tejerina: «No es posible hacer reducciones abruptas de las posibilidades de pesca de un año para otro ni presentar propuestas que condicionen la viabilidad socioeconómica de la flota pesquera»

Isabel García Tejerina, ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, ha precisado que, aunque la pesca en aguas profundas supone sólo un uno por ciento en el conjunto de la flota española, considera fundamental defender el máximo posible de capturas, porque para algunos segmentos de la flota estas pesquerías son importantes.

La captura de peces de aguas profundas, a veces localizados a 400 metros por debajo de la superficie del mar, es un complemento importante para los pescadores dedicados a especies principales como la merluza, el rape o el fletán.

En este sentido, la ministra ha asegurado que «España defenderá, como lo hemos hecho siempre, que no es posible hacer reducciones abruptas de las posibilidades de pesca de un año para otro». Según ha recalcado, «no se pueden presentar propuestas que condicionen la viabilidad socioeconómica de la flota pesquera».

Por otra parte, García Tejerina ha comentado que España manifestará al Consejo la inviabilidad del sistema de descartes tal y cómo lo plantea la Comisión. Según ha explicado, la combinación de los TAC y cuotas junto a la obligatoriedad de desembarques puede dar lugar a que pesquerías importantes se cierren antes de lo previsto, porque se terminan las cuotas de las especies accesorias, no de las especies principales.