Con la marea
Chicharros.
Wikimedia Commons

Bruselas reduce un 23% la pesca del chicharro del Cantábrico

Las capturas de jurel o chicharro del Cantábrico durante 2017 no podrán superar las 11.890 toneladas tras el acuerdo del Consejo de Ministros de Pesca de reducir un 23% esta pesquería. La cuotas de pesca de la anchoa (29.700 toneladas en 2016) y el rape en el Golfo de Bizkaia se mantienen y finalmente no se aplicarán las restricciones propuestas para la pesca de la lubina. Bruselas mantiene la eliminación total de las posibilidades de pesca de cigala del Cantábrico

El acuerdo alcanzado sobre el reparto de las posibilidades de pesca para la flota comunitaria en 2017 incluye también un recorte del 1,4% de la merluza sur para España. Contempla asimismo una cuota de 1.069 toneladas para el gallo capturado en aguas ibéricas, que supone una disminución del 15% con respecto a 2016, y un recorte del 25% para las capturas de esta misma especie en caladeros del norte.

Aumentan un 17,7% las posibilidades de pesca de boquerón de aguas de Portugal y del Golfo de Cádiz, hasta las 5.978 toneladas. También se incrementan las capturas de rape de aguas ibéricas (un 54%), de merluza norte (un 10,4%), de rayas de aguas ibéricas (un 10%), de jurel del sur de Galicia, Portugal y el Golfo de Cádiz (un 6,9%), de la bacaladilla de caladeros nacionales (un 72,9%) y de la cigala del Golfo de Bizkaia y del Gran Sol (un 6,7% y un 8,6%, respectivamente)

Los ministros también han acordado mantener las posibilidades de pesca para el rape capturado en el Gran Sol, en el mar de Irlanda y en el Golfo de Bizkaia. Permanecen sin cambios las cuotas para el merlán y para todos los caladeros de abadejo.

Isabel García Tejerina ha asegurado que España ha conseguido un buen acuerdo, tras una propuesta inicial de la Comisión decepcionante

Por otra parte, el texto recoge las cuotas de bacaladilla y caballa, previamente negociadas con terceros Estados (Noruega, en el caso de la bacaladilla; y Noruega, Islandia e Islas Feroe, en el caso de la caballa). De esta forma, la cuota de bacaladilla se incrementa un 80% y la de caballa un 15%.

La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha mostrado su satisfacción por el acuerdo alcanzado en Bruselas que supone que los pescadores españoles obtendrán 41.000 toneladas adicionales de pesca para el próximo año, con un valor económico de 44 millones de euros.

Isabel García Tejerina ha asegurado que España ha conseguido un buen acuerdo, tras una propuesta inicial de la Comisión decepcionante. Según ha recalcado, “la política impulsada por el Gobierno de España, basada en el mejor asesoramiento científico posible, un control riguroso y en la defensa de un aprovechamiento sostenible de los recursos, redunda en una mejora de la rentabilidad y de las condiciones de pesca para el sector”.