Con la marea
Carta náutica.
Pixabay

El Decreto Ley de titulaciones náuticas, “reino de taifas”

Dos años después de la entrada en vigor del Real Decreto que regula el acceso a la titulaciones náuticas deportivas, la Asociación de Navegantes de Recreo (Anavre) denuncia en su página web que “las diferentes interpretaciones en las Comunidades Autónomas” hacen que el decreto “se haya convertido en un reino de taifas, donde cada comunidad lo aplica de manera diferente, lo que sin lugar a dudas crea un agravio comparativo para todas aquellas personas que optan a superar las pruebas”.

Anavre denuncia que en algunas Comunidades, como Asturias, son necesarios 5 aciertos en teoría y 7 aciertos en cartas para superar el módulo de Navegación, mientras que en otras, como Andalucía, se requieren cinco aciertos en teoría y 5 aciertos en cartas.

La Asociación de Navegantes de Recreo destaca otro incumplimiento del Real Decreto, y cita Asturias y Andalucía, por “la exigencia de tener que estar en posesión (o tenerlas en trámites) de las titulaciones inferiores PER y Patrón de Yate, para poder acceder al examen teórico de Patrón de Yate y Capitán de Yate, respectivamente. Esto va en contra del espíritu del Real Decreto en su intención de disminuir las acciones burocráticas, pues aunque sí que son necesarias para la expedición del título no se exige en el decreto para acceder a las pruebas teóricas”.

Anavre ha puesto a disposición de los interesados un correo electrónico para denunciar los incumplimientos del Decreto en los exámenes para la obtención de titulaciones náuticas

Por último, Anavre destaca en su página web que en la mayoría de las Comunidades Autónomas “y aun fundamentando las alegaciones que se presentan a las distintas preguntas, por estar fuera de programa, por estar mal formuladas o porque sus respuestas son erróneas, pocas son las que las resuelven fundamentando su rechazo, no quedándole otras opciones al aspirante que realizar el consabido recurso de reposición ante el órgano que dictó la resolución, o bien el contencioso administrativo. El primero por lo general no prospera, y el segundo al ocasionar un gasto más, no se realiza”.

Junto a la campaña de denuncia “para que se termine con esta situación de agravio comparativo que sufren los aspirantes, con objeto de que se les brinde a todos los españoles las mismas oportunidades”, Anavre pide que se les haga llegar toda la información posible de las anomalías detectadas en las convocatorias al correo electrónico: [email protected]

Anavre está dispuesta a denunciar estas anomalías en primera instancia ante el organismo de la Comunidad responsable de las pruebas, y si esto no prospera ante los organismos estatales responsables del cumplimiento de las leyes por parte de las Comunidades Autónomas.