Con la marea

El temporal derriba la Aguja de las Gaviotas

El temporal de finales de febrero ha derribado la Aguja de las Gaviotas, un pináculo de 30 metros de altura considerado uno de los emblemas de la costa de Cantabria, situado entre las playas La Arnía y Portio, en Piélagos.

Las olas, que llegaron a alcanzar los nueve metros de altura, han seccionado por la mitad esta roca perteneciente al entorno de Los Urros, que junto a su valor paisajístico era utilizada para practicar la escalada. La estructura presentaba una profunda fisura y llevaba miles de años en un equilibrio inestable que las olas han terminado por alterar.

En los últimos años, Cantabria ha perdido otros símbolos emblemáticos de su paisaje, como el arco de La Horadada en Santander, el Puente del Diablo también en Santander o el arco de Covachos en Costa Qebrada.