Con la marea
Marinero descarga verdeles en la cubierta de un barco.
Irekia / Mikel Arrazola

Galicia ve en el «Brexit» una oportunidad para mejorar cuotas

La Consellería del Mar de la Xunta de Galicia insta al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente a que explore la vía de la revisión del principio de estabilidad relativa en el reparto de TACs y cuotas de pesca y que afecta España desde su entrada en la Unión Europea.

La Consellería, como detalla en su página web, encargó un informe al Instituto Salvador de Madariaga justo después de que Reino Unido votase a favor del popularmente conocido como «Brexit».

El informe, redactado por el profesor experto en derecho marítimo-pesquero José Manuel Sobrino Heredia, recoge explícitamente que “la retirada de uno de los países que más se ha beneficiado del sistema de reparto de posibilidades de pesca, como es el caso del Reino Unido, podría ser la ocasión de revisar este criterio” individualmente o revisando el sistema de gestión por TACs y cuotas.

El criterio de estabilidad relativa, recurrido en numerosas ocasiones sin éxito, estableció unos porcentajes de cuota fijos desde su implantación, en 1986, cuando España entró en la Unión Europea. En aquellas fechas Bruselas ya había repartido las cuotas de pesca y nuestro país tuvo que conformarse, pese a tener una de las mayores flotas del mundo, con una parte muy inferior a la que le correspondía por su peso en la unión.

La Xunta estima que la norma obedeció a un «criterio netamente político y no jurídico ni ecosistémico» por lo que tendría sentido su eliminación o actualización.

“Si las circunstancias permitieron la estabilidad relativa y posibilitaron su continua aplicación en el tiempo, estas cambiaron profundamente con la retirada del Reino Unido. Cambiadas las circunstancias, se justificaría un cambio de derecho”, recoge el informe que la Xunta ha remitido ya al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente para que lo tome como base a la hora de una eventual defensa de esta teoría.

El informe del Instituto Salvador de Madariaga también advierte de qué habrá problemas para el sector pesquero cuando se produzca el «Brexit» y de que la pesca probablemente no será una baza importante en las negociaciones de la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea.