Con la marea
Anchoas en salazón.
Irekia / Mikel Arrazola

La buena salud de uno de los tesoros del Cantábrico

La biomasa de anchoa en el Golfo de Vizcaya se sitúa en torno a 85.000 toneladas, según los resultados de la campaña Bioman 2017 realizada por investigadores del Centro Tecnológico AZTI. Este dato confirma el buen estado de la especie…

La biomasa de anchoa en el Golfo de Vizcaya se sitúa en torno a las 85.000 toneladas, según los resultados de la campaña Bioman 2017 realizada por investigadores del Centro Tecnológico AZTI. Este dato confirma el buen estado de la especie, uno de los pilares de los sectores pesquero y conservero del Cantábrico, que cuadriplica así la biomasa límite de 21.000 toneladas.

Muy atrás queda ya la veda decretada para la especie a mediados de 2005 y que se prolongó hasta 2009. Cuando se cerró la pesca de la anchoa a todas las flotas del Golfo de Vizcaya, los peces adultos capaces de reproducirse no superaban las 18.640 toneladas. Esta cifra estaba por debajo de las 21.000 toneladas, consideradas la biomasa mínima para garantizar el futuro de la especie y la anchoas del Golfo de Vizcaya estaban en peligro, real, de extinción.

Además de factores biológicos y climatológicos, la sobreexplotación pesquera había llevado a la anchoa al límite de su superviviencia.

El objetivo de la campaña científica Bioman 2017 ha sido evaluar la población de anchoa adulta presente en el golfo de Bizkaia al finalizar la primavera, mediante la aplicación del método de producción diaria de huevos, junto con diversos estudios y muestreos en todo el área de reproducción de la anchoa.

El reclutamiento de individuos de un año ha sido alto en relación con la serie histórica, situándose en el 75% del total; el 19% ha correspondido a individuos de dos años, mientras que el 6% del total ha correspondido a anchoas de tres años. Además, supone el cuarto mejor dato de la serie histórica iniciada hace 30 años.

La estima definitiva de anchoa se obtendrá del análisis conjunto de los resultados de las campañas Bioman 2017, PELGAS 2017, JUVENA 2017 y las capturas de la flota. Este análisis se desarrollará en noviembre en el grupo de trabajo de anchoa, sardina y chicharro del Consejo Internacional del Mar, a quien corresponde asignar la valoración final del estado del stock.

Las campañas Bioman y Juvena son el pilar básico de la evaluación internacional de la anchoa y a partir de ellas se determina el Total Admisible Capturas de anchoa (TAC) que la Unión Europea determinará para el 2018.