Con la marea
Crucero atracado en el muelle de Getxo.
Pixabay

La nueva estación de cruceros de Bilbao estará lista en primavera

La nueva estación marítima para cruceros de la Autoridad Portuaria de Bilbao estará operativa en la primavera de 2017. La estación, que ha requerido una inversión de 4,6 millones de euros, se ubica en el segundo muelle de cruceros y tercer atraque que el puerto tiene en Getxo, e impulsará el número de turistas que llegan a Bizkaia por vía marítima.

En el diseño del edificio se ha prestado especial atención a los datos aportados por las grandes navieras, las normas de seguridad y las características de las mejores terminales del mundo. La estación -que tendrá quince metros de altura y 3.200 metros cuadrados útiles- está diseñada como un gran contenedor acristalado integrado en el entorno y donde se diferencian, con recorridos independientes, el flujo de pasajeros y equipajes y las áreas de embarque y desembarque. El edificio consta de dos plantas principales y una entreplanta.

La Autoridad Portuaria de Bilbao, a petición del Ayuntamiento de Getxo, dotará al muelle de 222 plazas de aparcamiento para larga estancia -pasajeros de cruceros con salida de Getxo- que podrá ser utilizado por el público los días en que no atraquen cruceros. Se crearán otras 31 plazas para el personal de la terminal, 8 para personas con movilidad reducida, 10 para taxis y 40 para autobuses.

El turismo de cruceristas supuso en 2015 un impacto estimado de 7,27 millones de euros en el PIB vasco y generó un retorno fiscal de 0,81 millones de euros.

Entre abril y noviembre de 2016 se ha producido un incremento importante del tráfico de cruceros que llegan a Bizkaia a través del Puerto de Bilbao. En concreto, esta temporada han atracado 51 cruceros, con un incremento del 19% respecto al año anterior, y han llegado a la terminal vasca 85.071 turistas, un 21% más que el ejercicio anterior, en su mayoría británicos (58%) y estadounidenses (14%).

Esta temporada han hecho escala en la estación marítima de Getxo, por primera vez, ocho cruceros. Destacan el Constellation, de Royal Caribbean Cruises Ltd (RCCL), que hizo noche en puerto con 2.291 pasajeros; las tres escalas del Navigator of the Seas, también de RCCL, la primera de ellas en agosto (escala inaugural) coincidiendo con fiestas de Bilbao y con 3.899 pasajeros a bordo de un gran número de nacionalidades; la escala del Celebrity Silhouette, considerado de lujo dentro de RCCL, con 2.813 pasajeros en su mayoría americanos; y la llegada de dos cruceros de la misma compañía británica, Fred Olsen, en una misma fecha, el 4 de octubre.

Pullmantur ha apostado por Bilbao como puerto de embarque y desembarque, se han afianzado compañías como P&O, Oceania y TUI, y han atracado cruceros de Hurtigruten, Princess, Du Ponant, SilverSea, Costa Cruceros Carnival, Crystal, Lindblad, Sea Cloud, Noble Caledonia, Holland y Grand Circle.

El turismo de cruceristas supuso en 2015 un impacto estimado de 7,27 millones de euros en el PIB vasco, mantuvo 145 empleos anuales y generó un retorno fiscal de 0,81 millones de euros.