Con la marea
Reunión de la Comisión General de Pesca del Mediterráneo.
Comisión General de Pesca del Mediterráneo. / Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente

Última oportunidad para salvar la pesca en el Mediterráneo

La crítica situación de los caladeros del Mediterráneo, y sus graves consecuencias económicas y sociales para las comunidades ribereñas, ha reunido en Malta a los ministros de los países mediterráneos, representantes de…

La crítica situación de los caladeros del Mediterráneo, y sus graves consecuencias económicas y sociales para las comunidades ribereñas, ha reunido en Malta a los ministros de los países mediterráneos, representantes de la Unión Europea y organismos internacionales durante los días 29 y 30 de marzo. La propia Unión Europea reconoce que el 90% de los especies del Mediterráneo se encuentran en una situación difícil.

El objetivo de la reunión ha sido adherirse a la Declaración Ministerial MedFish4Ever, un plan de acción de diez años para mejorar la gobernanza y la gestión mediterránea. Esta declaración está basada en cinco acciones clave: la mejora del conocimiento científico de los stocks pesqueros; asegurar el máximo rendimiento sostenible de los recursos a largo plazo; el estricto cumplimiento de las normas de control, con el objetivo de eliminar la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada; dar mayor apoyo a las flotas de pequeño porte, artesanales y costeras; y conseguir una mayor solidaridad en el Mediterráneo, a través de mecanismos de cooperación entre los diferentes países ribereños.

Han pasado 14 años desde que se celebró un encuentro similar en Venecia 2003 sin que hasta ahora se hubiera conseguido parar el declive de las especies de peces del Mediterráneo. La falta de compromiso político para afrontar el problema, así como la ausencia de límites de capturas, la pesca ilegal y el laxo cumplimiento de la legislación han llevado a este alarmante estado.

«Esta declaración merece entrar en los libros de historia. Por fin hay un compromiso político para hacer frente al declive de los recursos pesqueros del Mediterráneo», asegura Lasse Gustavsson

De hecho, las capturas casi han triplicado las recomendaciones científicas. La sobrepesca generalizada se ha traducido en un 41% menos de grandes depredadores como tiburones, atunes y pez espada; un descenso del 34% en peces comerciales y no comerciales; y un significativo aumento de las capturas de juveniles.

«Esta declaración merece entrar en los libros de historia. Por fin hay un compromiso político para hacer frente al declive de los recursos pesqueros del Mediterráneo. Recuperar las poblaciones de peces y gestionarlas de manera sostenible devolverá sus peces al Mediterráneo, cuyo potencial de crear más alimento, empleo y crecimiento económico es enorme. Confiamos en que los gobiernos vayan en serio y pongan en marcha iniciativas para estar a la altura de este reto. Oceana ofrece todo su apoyo para aplicar la declaración Malta MedFish4Ever», ha afirmado Lasse Gustavsson, director ejecutivo de Oceana en Europa, tras conocer la firma del acuerdo.

Por su parte, WWF ha recordado que la pesca recreativa ha crecido mucho en las últimas décadas y ha citado un análisis de 15 zonas marinas protegidas en España, Francia, Italia o Turquía, según el cual esa actividad deportiva representaba entre el 10% o el 50% de las capturas de la flota de bajura. «Es la última llamada para salvar las especies mediterráneas y garantizar el medio de vida de las generaciones futuras; las intenciones no mantienen los recursos, solo las acciones concretas», asegura la organización.