Con la marea
Espacio natural protegido.
EFE

Más superficie marina protegida pero una gestión deficiente

España se ha vuelto a situar como el país que más superficie aporta a la red europea Natura 2000, el conjunto de espacios protegidos más grande del mundo, y suma 1.863 espacios que representan más de una cuarta parte de la superficie terrestre (el 27,29 por ciento).

El último barómetro de la red Natura 2000 realizado por la Unión Europa (con datos correspondientes a 2015) revela que España aporta un total de 222.143 kilómetros cuadrados a una red que suma más de un millón de kilómetros cuadrados en 28 países.

Los datos consolidan a España como el país con una mayor y más variada biodiversidad de Europa, y la propia Unión Europa ha subrayado en un estudio reciente la salud y los beneficios sociales que se derivan de esa biodiversidad y de la protección de los recursos naturales.

Entre los beneficios para la salud destacan la mejora de la calidad del aire, de las condiciones climáticas, de las emisiones sonoras, el entorno vital más atractivo para las personas o el estilo de vida más sano, y entre los beneficios sociales destaca una reducción de las tensiones sociales y un mayor compromiso social.

El “barómetro” de la red Natura 2000 destaca el importante aumento de la superficie marina protegida en España, que pone de relieve el esfuerzo del Gobierno central, instituciones científicas y organizaciones conservacionistas para mejorar la protección del mar, y que ha logrado que la superficie protegida pase del 1 al 8 por ciento.

La Comisión Europea ha criticado la deficiente gestión que se está haciendo de los espacios incluidos en la red Natura 2000 y el retraso en la aprobación de planes

España suma ahora 84.386 kilómetros cuadrados de superficie marina incluida en Natura 2000, que se suman a los 137.757 kilómetros de superficie terrestre amparada por una red que se diseñó para asegurar la supervivencia a largo plazo de las especies y de los hábitat más valiosos del continente europeo.

Luces y sombras sobre la red, porque a pesar de las cifras y de encabezar ese ránking, la Comisión Europea advirtió a España de la deficiente gestión que está haciendo de los espacios incluidos en la red y criticó el retraso en la aprobación de los correspondientes planes para cada uno de esos lugares, algo que el Gobierno espera haber completado este año.

España es el país con más superficie incluida en Natura 2000, aunque otros tienen un número mayor de espacios protegidos, como Alemania (5.206), Suecia (4.082) o Italia (2589), según los datos del barómetro publicado por la Unión Europea.
Y en otros, el porcentaje de superficie que está protegida es también superior al de España; es el caso de Eslovenia (donde el 37,85 por ciento de la superficie está incluida en la red Natura 2000), Croacia (el 36,58 por ciento) o Bulgaria (el 34,46).