Con la marea
Mercado en África.
Pixbay

Millones de personas podrían no tener pescado en 2050

Millones de personas en países en desarrollo podrían no tener pescado como fuente básica de alimentos y proteínas en 2050 porque quienes viven en la pobreza preferirán exportarlo a comérselo, y no podrán sustituir adecuadamente su fuente esencial de proteínas.

Los países en desarrollo del hemisferio sur desempeñan un papel cada vez más importante en el abastecimiento del mercado mundial de pescado, alrededor del 61 por ciento de las exportaciones mundiales. Al mismo tiempo, la dependencia del pescado como su principal alimento y fuente de proteínas es muy superior a la de países desarrollados, como los europeos.

Bajo el título «Pescando proteínas: el impacto de la pesca marina sobre la seguridad alimentaria mundial de 2050», un estudio encargado por World Wildlife Fund en Alemania a científicos de la Universidad de Kiel ha analizado la cantidad de pescado que puede extraerse de forma sostenible de los mares para 2050.

José Luis García Varas, responsable del programa marino de WWF, señala: «La buena noticia es que si la comunidad internacional toma la dirección correcta, los océanos seguirán abasteciendo al mundo con suficiente pescado. La mala es que lo más probable sea que el pescado no acabe en los platos de las personas que lo necesitan para sobrevivir».

De acuerdo con los pronósticos de los científicos, la creciente demanda mundial de pescado solo puede satisfacerse si se mejora significativamente la gestión pesquera mundial. «Un requisito previo para aumentar de forma sostenible el volumen de las capturas es una visión holística del ecosistema marino, así como una gestión de la pesca mejorada, eficaz y estrictamente aplicada con miras a poblaciones de peces sanos», apunta José Luis García Varas.

«La población mundial está creciendo y también lo hará la demanda de pescado. Disponer de menos peces para capturar sería una catástrofe para los 800 millones de personas de los países en desarrollo que dependen del pescado como fuente fundamental de alimentos e ingresos», insiste García Varas.