Con la marea
Pescado.
Pixabay

Operación «Piélago» contra las ventas en negro de pescado

La Agencia Tributaria, en coordinación con las haciendas forales de Gipuzkoa y Bizkaia, ha llevado a cabo la operación «Piélago» contra las ventas en negro en el sector mayorista de venta de pescado fresco y ha comprobado, entre otras, las lonjas de Ondarroa y Bermeo, en Bizkaia, y las lonjas de Pasaia, Hondarribia y Getaria, en Gipuzkoa. Las investigaciones de la Agencia Tributaria afectan también a 3 lonjas en Canarias, 12 en Cataluña, 14 en Galicia, 2 en Murcia y 6 en la Comunidad Valenciana.

Las inspecciones tienen por objeto detectar si existe un canal de ventas en «B» oculto al fisco y han incidido en tres aspectos de la actividad económica del sector mayorista de pescado que resultan cruciales en la determinación de las bases imponibles: las especies capturadas (lo que determina el valor de la captura), los kilos descargados y los precios que alcanza el pescado en la lonja. Esos factores son esenciales tanto para determinar los beneficios de los armadores, como para efectuar un control cruzado de los asentadores –los vendedores de las lonjas– y los mayoristas.

Con la información obtenida podrán detectarse las diferencias con las facturas emitidas por las ventas realizadas y aflorar una presumible actividad de ventas en negro y oculta a las diferentes haciendas, que va desde los armadores y mayoristas hasta el consumidor final, incluidos establecimientos de hostelería, que ya quedó patente en actuaciones inspectoras anteriores.

La Inspección Tributaria ha accedido directamente a la documentación e información contable o auxiliar real, incluidos los sistemas informáticos de los locales y sedes de las sociedades de mayoristas y armadores. Son actuaciones de carácter administrativo y no implican detenciones.

Las investigaciones previas que han desembocado en la operación «Piélago» tienen su origen en los controles fiscales que viene efectuando la Agencia Tributaria en relación con lonjas de diversos puntos del territorio español y muy especialmente en el norte y noreste de España.

Las actuaciones pretenden asegurar la trazabilidad fiscal de las operaciones económicas en el sector mayorista del pescado, acceder a la realidad de los kilos descargados por los buques, determinar el precio real de remate de las subastas en lonja y obtener información sobre los armadores que han descargado y los mayoristas que han tenido acceso a las subastas y han adquirido el pescado.