Con la marea
Pesca deportiva desde kayak.
Pixabay

¿Se limitarán los días en que practique la pesca deportiva?

En septiembre, la Confederación Española de Pesca Recreativa Responsable se hacía eco de una información de la agencia Efe que daba a conocer que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha remitido a la Comisión Europea un documento con propuestas para el establecimiento de un plan extraordinario en los próximos tres años (hasta 2019), que incluye limitaciones para la pesca profesional y la recreativa en el Mediterráneo.

El objetivo del plan sería revertir el estado “límite” de algunas especies y mejorar los caladeros del Mediterráneo y en el caso de la pesca deportiva, el Ministerio plantea restringirla cinco días por semana entre septiembre y mayo.

Para los buques profesionales, sugiere nuevas zonas de protección pesquera en áreas con alta concentración de juveniles o zonas de puesta. Para el arrastre de fondo, el Ministerio sugiere limitar la actividad a 4 días por semana en otoño e invierno, y a 5 en primavera y verano. También propone paradas temporales subvencionadas para el arrastre, cerco y palangre de superficie, de dos meses al año y un incremento de los baremos por paralizaciones definitivas de los buques.

La Confederación Española de Pesca Recreativa Responsable, que agrupa a 11 asociaciones y federaciones de pesca recreativa desde embarcación representativas de todo el litoral español, ha reaccionado con indignación a la noticia en su página web: “Si conocieran la actividad de la pesca recreativa sabrían que una medida adecuada para la pesca artesanal es absurda para la pesca recreativa. El pescador recreativo activo como mucho pesca un día a la semana, cuando el tiempo lo permite, salvo en las épocas vacacionales. Ese día a la semana suele ser sábado o domingo. En el caso de los residentes costeros que trabajan sábado y domingo pescan un día entre semana, si un día no pueden pescar, pescaran el anterior o el siguiente. Conclusión, esta medida no tiene ningún efecto sobre las capturas, habrá que encontrar otra explicación”.

Y la confederación continúa preguntándose: “¿Será que piensan en los profesionales jubilados que pescan cada día? ¿Será que nos consideran a todos furtivos? ¿Sabrán algo de pesca recreativa? ¿Será carnaza para la galería?”.

Y podríamos añadir: ¿Podrá extenderse esta propuesta de limitar la pesca deportiva al Cantábrico?