Con la marea
GEOMAR en Kiel.
Inselfreund, Wikimedia Commons

Una gestión sostenible triplicaría las capturas en aguas europeas

Las capturas en aguas europeas podrían incrementarse un 57% si las poblaciones de peces se explotaran de forma sostenible y según las recomendaciones científicas e incluso podrían triplicarse en pesquerías como la sardina en el Cantábrico y el bacalao y el eglefino en el Mar del Norte, según un informe difundido por Oceana.

El estudio ha sido dirigido por el doctor Rainer Froese, del Centro Helmholtz de Investigación Oceánica GEOMAR (Kiel, Alemania) y aporta la panorámica más completa realizada hasta la fecha acerca de la sobrepesca en Europa. El trabajo ha analizado 397 stocks, frente a los 150 seguidos por la Comisión Europea, en función del rendimiento máximo sostenible que pueden generar.

Los resultados muestran que el estado de las pesquerías europeas no es en absoluto bueno, con el 85% de las poblaciones de peces en estado no saludable y solo un 12% cumpliendo las directrices de la Política Pesquera Común.

“Por primera vez, conocemos el potencial de recuperación pesquera de Europa, y son buenas noticias. Si gestionáramos la pesca de modo sostenible y basado en la ciencia, las capturas podrían aumentar un 57%, es decir, 5 millones de toneladas”, afirma Lasse Gustavsson, director ejecutivo de Oceana en Europa. “Más peces en el mar significa más empleo en el sector pesquero y más pescado nutritivo en el plato”, añade.

La potencial recuperación de las poblaciones de peces con medidas de gestión sostenibles derivarían en un aumento de capturas, obtenidas con menor esfuerzo pesquero y menor impacto en el ecosistema. Entre los stocks que se beneficiarían más de una mejor gestión, los científicos calculan aumentos potenciales del 300% o más en las capturas de eglefino y bacalao en el Mar del Norte, algunos stocks de bacalao en el Mar Celta y sardina en el Cantábrico.